Testimonio de una estudiante del orfanato de Paripally que llega al grado de doctora: relato de primera mano de una Brahmacharini sobre cómo trata Amma a sus discípulas.

Recibimos la siguiente carta de Meera, una brahmacharini en el ashram de Amma :

Mi nombre es Meera . Nací y me crié en Kerala. Conocí a Amma en 1988, cuando tenía 12 años de edad. He oído que Gail Tredwell está haciendo acusaciones de que Amma reprime a sus discípulas y a otras mujeres. También he oído que Gail ha sugerido en su libro que muchas de las discípulas femeninas de Amma continúan con ella para seguir el camino monástico porque debido a nuestra falta de educación , dinero, conocimiento del mundo y avanzada edad, no tenemos otra opción. En este contexto, me siento impulsada a compartir mi historia. Mis vivencias en el ashram se diferencian de la versión presentada por Gail. No es como si hubiera tenido una vida muy fácil. Me explico…

Mi madre fue diagnosticada de cáncer cuando yo tenía tres años . Mi padre tuvo que quedarse con ella en el hospital, por lo que mi hermano y hermana fueron enviados a un internado. A mí me enviaron desde ese momento a vivir con unos parientes lejanos. A pesar de pasar dos años de tratamiento médico, mi madre no podía ser salvada, y murió cuando yo tenía cinco años. Mis parientes no querían decirme que mi madre había muerto. En el día de su funeral, me dijeron que mi madre volvía a casa. Yo estaba muy emocionada. Entonces creía que sólo su cuerpo físico podía volver a casa.

Cuando vi a mi madre me sorprendió ver su rostro desfigurado por la radiación, una cabeza sin pelo y un cuerpo inmóvil, cubierto con una tela blanca, y decorado con flores . Grité “¡Mamá! ¡Mamá! ¡Mamá! ” Grité muchas veces, con la esperanza de que ella se despertara, pero mis llamadas y súplicas resultaron en vano . Por último, me lancé desesperadamente sobre su cadáver. Alguien tiró de mí con fuerza y me apartó, y me acuerdo de mirar el fuego de la cremación en shock total . Mientras miraba el fuego, aturdida y confundida, las llamas del fuego se reflejaban en mis propios ojos. Más tarde llegué a comprender que el fuego está permanentemente en mi corazón .

Desde el día del funeral de mi madre llevé una vida de intenso dolor.

Mis hermanos permanecieron en el internado y, como mi padre tenía que trabajar largas horas para ganarse la vida, seguí viviendo con mis parientes. En su casa, nunca me dieron su amor y consideración. Me trataron como una hija de crianza . Nunca me llamaron por mi nombre y en su lugar se referían a mí como “¡Hey , tú!” Yo veía cómo alimentaban a sus hijos auténticos dándoles la comida con la mano, pero nunca lo hicieron conmigo. Siempre soñé con tener una familia propia que me amara y me cuidara. Pero mi realidad era muy diferente. Con esa angustia mental, yo no podía estudiar adecuadamente. Mis parientes me golpeaban para hacerme estudiar y con frecuencia me despertaban en medio de la noche vertiendo agua sobre mí para que me pusiera a estudiar. Los niños en la escuela siempre me preguntaban por qué tenía moretones por todo el cuerpo .

En el transcurso de los años, llegué a padecer insomnio y cuando dormía tenía terribles sueños y recuerdos impactantes, lo que provocó estados de epilepsia. Siempre que iba a visitar un templo, mi única oración era : “Dios, te has llevado a mi madre. Por favor haz que vuelva a mí. “Repetí esta oración como un mantra. Al poco tiempo, aunque continuaba experimentado un intenso sufrimiento, empecé a sentir que una presencia desconocida estaba conmigo, me consolaba y cuidaba de mí. No sabía que pronto mi vida se convertiría en un sueño hecho realidad.

En 1988, cuando tenía 12 años, me llevaron a Amritapuri para recibir el darshan de Amma . Fue entonces cuando conocí a mi verdadera madre. Después de tanto sufrimiento y abusos por parte de mis parientes, aquel encuentro con Amma fue un punto de inflexión en mi vida. Amma fue la primera persona que yo recuerde que me llamara “querida hija”. Ella me dio de comer con sus propias manos y me prodigó amor como nadie había hecho anteriormente.

El darshan de Meera : "Aquel encuentro con Amma fue un punto de inflexión en mi vida."

El darshan de Meera : “Aquel encuentro con Amma fue un punto de inflexión en mi vida.”

Ya que mis parientes estaban demasiado ocupados para cuidar de mí, Amma me acogió, y en 1990 comencé a vivir en el orfanato de Amma “Amrita Niketan” en Paripally donde completé mi educación.

Al salir del orfanato en 1993, Amma aceptó que me fuera a vivir al ashram, y pronto me incorporé como voluntaria en la cocina. Era un trabajo riguroso, pero me sentía completamente satisfecha. Para ser sincera, después de haber completado hasta el último curso de escolaridad, no estaba interesada en estudiar más. Pero Amma me animó a continuar. Sin embargo, las experiencias trágicas de mi vida hacían que no me fuera fácil concentrarme en mis estudios. En lugar de forzar y regañarme como hicieron mis parientes, Amma me animaba suavemente para que no me rindiera, para que fuera fuerte e hiciera lo mejor que pudiera. También todos los que estamos en el ashram constituimos una gran familia. Mis hermanas del ashram pacientemente me ayudaron para tener mejores resultados en mis estudios.

Joven Meera : "El apoyo de Amma fue clave en mi éxito. "

Joven Meera : “El apoyo de Amma fue clave en mi éxito.”

Todos los días, tomaba el autobús desde el ashram a la universidad. En aquel entonces, yo tenía miedo a viajar sola aunque fuera una corta distancia. Amma amorosamente me aconsejó sobre el viaje y me dio la protección y la fuerza necesarias para sentir que podía hacer este viaje por mi cuenta. Después de completar, con el estímulo de Amma, el acceso a la Universidad, me fui a realizar varios grados de educación superior, incluyendo Licenciatura en Artes , Maestría en Letras, Licenciatura en Educación y Máster en Filosofía. Cuando vivía con mis parientes solía obtener las calificaciones más bajas de la clase. Debido al amor y la preocupación que recibí de Amma y mi familia ashram, tuve la oportunidad de alcanzar calificaciones de “sobresaliente” en todos mis cursos de educación superior. El apoyo de Amma fue clave en mi éxito.

En 2002 empecé a servir como profesora de sánscrito y asistente administrativa en el mismo orfanato y escuela de la que una vez formé parte. Allí cuentan con un plan de estudios sólido que incluye danza, música, sánscrito, yoga, computación, deportes y teatro, así como una educación general reglada. La mitad de los estudiantes de Amrita Niketan son niñas. Tras acabar sus estudios en el orfanato, la mayoría de los niños Amrita Niketan consigue pasar a la universidad y realizar estudios superiores en ingeniería, ciencias médicas, enfermería, economía y negocios.

Cuando me mudé al ashram, no sólo Amma me animó a estudiar, ella también se ofreció a preparar mi matrimonio. Ella quería hacerse cargo de todos los aspectos de mi matrimonio, al igual que haría una madre biológica, incluyendo todos los aspectos económicos. Amma me dijo que iba a encontrar un buen hombre, amable conmigo y que me proporcionara un hermoso sari de la boda y los adornos necesarios. Amma me ofreció todo esto, porque yo no había ido al ashram solo para dedicarme a la vida espiritual, sino por todos los problemas que tuve con mis parientes.

Cuando Amma se ofreció a organizar mi matrimonio, me puse a reflexionar sobre mi futuro y lo que quería hacer con mi vida. Antes de eso, realmente nunca había reflexionado sobre estas cosas. El experimentar de primera mano el amor y la compasión de Amma, me hizo ver que nadie más en mi vida había cuidado de mí como Amma. Ella fue la primera persona que alguna vez me dio amor verdadero. Me sentí llena de amor y atenciones por parte de Amma, y decidí que no quería nada más que servir a los demás como hacía Amma.

Actualmente soy docente de la Universidad Amrita como profesora de sánscrito. Al mismo tiempo, estoy trabajando para conseguir mi doctorado en Humanidades. Estoy escribiendo mi tesis sobre el papel que desempeña Amma en el empoderamiento de las mujeres. Hasta ahora he escrito 12 artículos sobre diferentes aspectos de este tema, y he defendido estos textos en las mejores universidades de toda la India, como la Universidad Cristo de Bangalore, el Colegio Católico de Kerala y la Universidad de Delhi, etc. Viajé a todos estos lugares por mi cuenta, ya sea en avión o tren. Durante el viaje, a menudo me preguntaba si era la misma persona que solía tener miedo a viajar sola incluso cortas distancias en autobús. Muchas chicas jóvenes de Kerala son tímidas y de voz suave. Dadas las dificultades serias que tuve en mi infancia, yo no sólo era tímida sino que tampoco tenía confianza en mí misma. Amma es la única que me ha dado fuerza total y me ha transformado en la mujer valiente y segura que soy actualmente.

Dr. P. Vijay Bhatkar, eminente científico indio y pionero en TICs, aprecia la ponencia de Bri. Meera.

Dr. P. Vijay Bhatkar, eminente científico indio y pionero en TICs, aprecia la ponencia de Bri. Meera.

Ahora me estoy preparando para la presentación final de mi tesis doctoral. Quiero que mis estudios reflejen mi propia vida y la transformación que Amma ha inspirado en mí. Quiero compartir mi gratitud hacia Amma por ayudarme a tener éxito. Las que antes fueron lágrimas de dolor y tristeza se han convertido en lágrimas de gratitud y amor. Mi vida es una prueba de que Amma es la que realmente está apoyando el empoderamiento de las mujeres.

Bri . Meera S.R.
Profesora asistente de
Sánscrito y Educación Cultural
Facultad de Artes y Ciencias
Amrita Vishwa Vidyapeetham

Conferencia de Meera en el congreso internacional “Celebración de la incorporación de la mujer al mundo de la Computación”. Ettimadai 2010.

Have comment? Let us know.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: